Benignidad: Significado bíblico

Benignidad significa la dedicación a la bondad. La persona que tiene benignidad tiene su corazón volcado en hacer el bien, rechazando la malicia y la crueldad. La persona benigna quiere hacer el bien a los demás, no el mal.

Donde hay benignidad, no hay lugar para el mal o el odio, porque las acciones están guiadas por el amor.

benignidad

La benignidad proviene de un corazón lleno del amor de Dios. Él nos ama y quiere nuestro bien, a pesar de las cosas malas que hacemos. Dios está lleno de benignidad.

Cuando comprendemos la benignidad de Dios, aprendemos a ser amables también con los demás. Así como Dios nos ama y ayuda, sin merecerlo, nosotros también debemos amar y ayudar al prójimo.

Las características de una persona benigna

Una persona benigna tiene mucho amor en su corazón, lo que influye en su forma de vivir. Las principales características de una persona con benignidad son:

  • Amar lo bueno
  • No guardar rencor
  • Ayudar a los demás

A continuación detallamos cada característica:

Amar lo bueno

La persona benigna no se alegra del mal y de la injusticia, sino que se alegra cuando prevalece el bien. Busca siempre hacer el bien, rechazando los impulsos de hacer el mal.

No guardar rencor

La persona que tiene benignidad perdona a los demás, no guarda rencor por las ofensas cometidas. El amor de Dios muestra que todos somos pecadores y necesitamos el perdón, que Dios da gratuitamente. Nosotros también debemos perdonar libremente. En lugar de buscar venganza por los males cometidos, la persona buena quiere hacer el bien, incluso a sus enemigos, y busca perdonar.

Ayudar a los demás

La bondad no es sólo una actitud del corazón. Se expresa en acciones. La persona que tiene bondad busca activamente hacer el bien a los demás, ayudando a su prójimo en lo que pueda. No hay lugar para el egoísmo, el desinterés o la envidia, porque el bien de los demás es algo precioso.

Deja un comentario