Sobre toda cosa guardada, Guarda tu corazón

Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda Tu Corazón. Significa que debes cuidar tus pensamientos, deseos y emociones. Todo lo bueno o malo que haces empieza en tu corazón. Por lo tanto, es muy importante cuidarlo.

Proverbios 4-23

Reflexión

Debes guardar tu corazón porque tu vida depende de él. Así como tu vida física depende de un corazón sano, tu vida espiritual depende de tus pensamientos, deseos y emociones.

No significa aislar o reprimir todo lo que sientes. Sino que lo que tienes que hacer es filtrar todo lo que le pasa a tu corazón, elegir las mejores influencias y actitudes, según la voluntad de Dios.

¿De qué guardamos nuestro corazón?

Tienes que cuidar tu corazón de todo lo que te rodea e incluso lo que hay dentro de ti.

Muchas cosas en el mundo pueden atacar y contaminar tu corazón, haciéndolo débil y enfermo.

  • Mentiras – muchas cosas tratan de engañarte para que nunca vivas en la libertad de la verdad de Jesús.
  • Tentaciones – invitaciones al pecado, que incluso parecen buenas al principio.
  • Crueldad – cuando alguien te hace daño o hiere a alguien que amas.

¿Cómo podemos vencer las malas influencias?

  • Amor y perdón – para curar las heridas de tu corazón y ayudarte a reaccionar de la manera correcta.
  • Dominio propio– que viene del placer de complacer a Dios más que al mundo.
  • La verdad – que está escrita en la Biblia y revela todas las mentiras.

Tus pensamientos

La guerra más grande que harás en tu vida es contra ti mismo. La Biblia habla de llevar cautivos tus pensamientos (2 Corintios 10:5). Esto significa evaluar sus pensamientos y deseos para ver si están de acuerdo con la verdad de Jesús. Los que no lo son necesitan ser corregidos.

Ser un creyente no significa que todos tus pensamientos sean buenos. Tu corazón necesita aprender a someterse a Dios. Cambiar tus pensamientos es una forma de adorar a Dios (Romanos 12:1-2).

Reflexión final

Mantener tu corazón es más que protegerte de las cosas malas. También significa cuidar lo que es bueno. Tu corazón será más fuerte y protegido si lo llenas con la palabra de Dios, la gratitud y los buenos pensamientos y deseos (Filipenses 4:6-8). ¡Cultiva lo que es bueno y tu corazón estará bien guardado!

Deja un comentario